viernes, 6 de diciembre de 2013

Sicilia II

Alphonse pregunto a Marco por que lo golpeaban, el pequeño se echo a llorar, debajo de los trapos que cubrian su delgado cuerpo saco un trozo de pan que habia hurtado momentos antes de la cocina se lo extendio a Alphonse, Marco intuyo que Alphonse reclamaba el pan, mas no fue asi, Alphonse le susurro --No me importa si te golpeaban, no quiero tu pan, pero era una pelea injusta, iba a unirme para ser dos contra dos, aunque como iban las cosas serian ellos dos contra mi--bufo Alphonse.
Marco era menudo cabello liso, ojos azules claros como el Mediterraneo un saco de huesos, nadie en su vida habia mostrado semejante compasion ante el, Marco desde ese día seria leal hasta la muerte al buen Al.
Marco hubiese seguir recordando aquellos momentos donde tenia al menos tres comidas al dia y un techo donde no le caia la lluvia antes de estar entre ratas y cucarachas.

lunes, 17 de septiembre de 2012

El Hombre y la Muerte III



Deambule por el camino, buscando el sol, a los lados del camino veía frutas apetitosas, mas las palabras de tal sujeto habían sido precisas y no quería por nada del mundo perder esa oportunidad, me dormía caminando, mas al tropezarme despertaba y al sentir la amargura de mis labios recordaba que esto no era un sueño, que el dolor, el hambre y el calor eran reales.
Busque el solo siempre como meta de mi camino, mas este ya pronto se ocultaría, ¿cuanto tiempo tendré de ventaja? ¿Me estarán siguiendo realmente? ¿Estaré solo en este lugar? ¿El Bebe que cargo, será mi hijo? Ya al ocultarse el sol me senté en medio del camino, busque en la mochila algo para comer y para el Bebe, el había dormido, mas me detuve al oír su llanto, había pan y leche, un biberón, la leche estaba tibia, la probé antes de dársela al Bebe, el no podría tener mas de 6 meses, no tenia dientes aun, ¿el podría ser mi hijo? Cuando estuve a punto de dormir en mitad de la nada oí los aullidos de unos animales, podrían ser lobos o chacales, apreté mis dientes, mire a mi alrededor, habían unas ramas secas, me acerque a ellas y de una de ellas hice una especie de bastón por si algo o alguien se acercaba a mi lo usaría como defensa.
Me arme de valor y seguí caminando todo esto era tan real, murmure entre mis miedos:
-          Dios mío esto no me puede estar pasando.
Seguido de eso camine y camine, seguí el camino no sabia si era perseguido, no recuerdo cuanto camine, el llanto del niño me despertó.
-          Me he quedado dormido!!
Coloque al niño en la mochila, lo acomode de tal forma que no se cayera y empecé a correr, podía ver el cielo anaranjado, corrí sin parar aproximadamente dos horas, mis piernas se detuvieron ante la monstruosidad de un lago de lava.

domingo, 11 de diciembre de 2011

El Hombre y la muerte II

 
Me abrí camino hacia el niño, esto no me esta pasando, me repetía a mi mismo, el encapuchado se reía de mi situación mas no oía sonido alguno que venia de el, el estaba en mi mente, repentinamente el soltó lo que todo padre teme:
- Tu hijo se viene conmigo.
No comprendí nada, Yo no tenía hijos, pero recordé lo que Aida me había comunicado por móvil, mil cosas se me pasaban por la cabeza, ¿Que hago en este lugar? ¿Aida tendría complicaciones con el embarazo?
Cogí al niño, note los ojos de su madre en el, lo cubrí entre mis brazos y me dispuse a huir pero un golpe en la espalda cegó mis movimientos.
No recuerdo el tiempo que estuve inconsciente el llanto del niño, de mi hijo me despertó, no estaba atado, seguía desnudo, mis pies sangraban y el dolor en mi espalda era intenso.
Sentí la voz de aquella figura nuevamente en mi cabeza me pregunto si quería salvar a mi hijo, antes de pronunciar respuesta alguna nuevamente su voz retumbo en mi mente.

-          Pues bien, mira a lo lejos hacia donde apunta mi mano, por ese lugar podrás salir tu y tu hijo, pero el camino no es fácil, es un día de camino y no creo que puedas llegar, coge esta mochila, tienes dos mantas, una para tu hijo y otra para que cubras tus vergüenzas y unas sandalias, te propongo lo siguiente, Yo me marchare por unas horas, será el tiempo de ventaja que tendras, luego ire en tu búsqueda, ninguna bestia te atacara si no te apartas del camino, pero los alrededores del camino estarán rodeados de crueles tentaciones.

jueves, 28 de abril de 2011

Mi Amigo Carlitos

     Mi amigo carlitos ha despertado
esta mañana su abuela llamo a su puerta
el vagamente no ha contestado
ya que su sueño no habia culminado.

Carlitos sigue durmiendo,
sueña con dormir, cuando no duerme
el siempre esta comiendo
su abuela llora y llora, Carlitos
no se da cuenta q ella esta sufriendo

Hoy ha salido el sol en el dia de carlitos
es el dia q mas detesta, es Lunes
no ha hecho tarea alguna. el profe le hara palitos


carlitos no ha desayunado
semejante acto
a su abuela ha preocupado.
carlitos da dos pasos
y el muy pillo se ha desmayado

entre llantos y lagrimas de la abuela preocupada
Carlitos abre un ojo
alza la mirada
Muy feliz el, ya q por hoy del cole se ha librado.